El fotolibro, un fenómeno (intermitente) que está arrasando

 

El libro fotográfico es una corriente que actualmente está pegando muy fuerte tanto en fotógrafos, como en críticos y público. ¿De dónde viene este movimiento? ¿Cómo son las fotolibros españoles multipreamidos internacionalmente? ¿Hasta cuándo durará?

@SantiVilella

Estamos acostumbrados a disfrutar del arte de la fotografía en cuadro colgados de paredes; o en los últimos tiempos -con la eclosión de Internet- a través de pantallas más o menos grandes, con mayor o menor resolución. Sin embargo, Martin Parr y Gerry Badger, autores del canon de los fotolibros de The Photobook: A History (Phaidon, 2004), no dudan en admitir al fotolibro como el espacio natural de la fotografía.

Pero empecemos por el principio, ¿qué se debe entender como fotolibro? Carlos Spottorno (Budapest, 1971), premiado con el último Photobook Award por su obra The PIGS, explica que se de debe entender por fotolibro a los libros en los que las fotos no son meras ilustraciones de un relato escrito sino que se tratan del relato mismo. “Se tratan de libros que responden a un concepto de autor y no a una recopilación de fotos acerca de un tema planteado por terceros”, asegura Spottorno, y sentencia: “Un libro sobre los paradores de España puede ser un libro de fotos, pero no un fotolibro”.

 

The pencil of nature, el primer fotolibro

Pese a la importancia que actualmente está alcanzando los fotolibros proyectados y publicados por fotógrafos españoles, el nacimiento de estas obras de arte no las podemos enmarcar en el actual y superpoblado movimiento hipster, ni siquiera es fruto de los últimos cien años.

The pencil of nature, de William H. F. Talbot y publicado en 1844, es considerado por los expertos como el primer libro fotográfico de la Historia. En él, el fotógrafo británico, incluyó 24 impresiones realizadas por la técnica del calotipo, y pocos meses más tarde hubo de devolver el dinero a todos los que habían comprado el libro ya que las fotos, que estaban pegadas a las hojas del la publicación con pegamento, se despegaban…

Portada de 'The Pencil of Nature', fotolibro publicado en 1884

Portada de ‘The Pencil of Nature’, fotolibro publicado en 1844

La autoedición: una posibilidad muy accesible pero con algunos problemas

En estos momentos –más que en otros– y gracias principalmente a la informática, la posibilidad de autoeditar un fotolibro está al alcance de todo el mundo, sin embargo, no hay nada mejor que publicar junto a una editorial especializada. O al menos eso piensa Spottorno, quien autopublicó Philophia Naturalis, y asegura que la ventaja principal de esta modalidad es que “no tienes que pactar con nadie nada de lo que hagas”. Al mismo tiempo también apunta a esta ventaja como el principal inconveniente: “Si nadie te vigila, corres el riesgo de ser demasiado generoso contigo mismo”.

Spottorno también habla de la autoedición en términos económicos y prácticos, y avisa a futuros navegantes que ‘el yo me lo guiso, yo me lo como’ en lo que a fotolibros se refiere es mucho más costoso y laborioso para un autor, y pone un ejemplo: “Si vendes tu libro tú mismo y tienes que estar yendo y viniendo a Correos cada vez que alguien te lo compra, puedes acabar harto”.

Una de las fotografías del fotolibro Philosophia Naturalis, autoeditado por Carlos Spottorno

Una de las fotografías del fotolibro Philosophia Naturalis, autoeditado por Carlos Spottorno

En crisis, pero no de creatividad

De lo que no están para nada hartos los fotógrafos españoles –o al menos no lo demuestran– es de no parar ni un instante quietos, y de publicar, uno tras otros, grandes fotolibros que son notablemente reconocidos tanto dentro como fuera de suelo patrio, y quizás la crisis económica tenga mucho que ver. O al menos así lo cree el profesor de Historia del Arte en la Universidad de Castilla-La Mancha, y autor de El Fotolibro Latinoamericano, Horacio Fernández.

Fernández apuntaba en este reportaje que el ciclo continuado de concesiones de ayudas al arte acaban con cualquier atisbo de creatividad en los trabajos artísticos, y señalaba a la época de gobierno –por ejemplo– de Margareth Thatcher en Gran Bretaña como muestra de su tesis. “Otro ejemplo es Holanda, donde no se hace arte plástico de calidad desde hace tiempo: lo han matado las subvenciones”, explica Fernández.

Por su parte, preguntado por este asunto, a Spottorno no le extraña que el éxito del fotolibro español en estos momentos esté ligado a la crisis económica mundial, aunque tampoco reniega de la existencia en España de una tradición centenaria de artistas visuales y literarios que a su entender “son las raíces de todo esto”.

El autor de The Pigs no duda en ningún momento de que “la crisis ha conducido a que muchas personas se hayan puesto a pensar acerca de su entorno y de la vida que les rodea”, además también asegura que “los españoles debido al desierto cultural institucional en el que vivimos, hemos necesitado ir con nuestra música a otra parte”.

El fotolibro, ¿otra burbuja?

Hasta cuándo durará el actual éxito del fotolibro español es una pregunta que no tiene respuesta. Sin embargo, podemos mirar hacia atrás, hacia el último periodo de excelencia del libro fotográfico antes de que se produjera este, allá por los años 60 del siglo pasado. Fernández explica, en esta entrevista, que aquel periodo de excelencia se desvaneció paradójicamente después de que, ya en la década de los 80, se reconociera a la fotografía como arte propiamente dicho.

¿Que le deparará el futuro a este género fotográfico? Spottorno sospecha que la burbuja se inflará hasta, finalmente, estallar: “Imagino que en unos años, muchos de los que ahora están haciendo libros lo habrán dejado, y quedarán, como siempre, los que tengan una motivación a prueba de bombas”.

 

Más sobre fotolibros en Magazine35mm

La Fundación Foto Colectania acoge la exposición ‘Fotolibros. Aquí y ahora’

 

Anuncios

2 comentarios en “El fotolibro, un fenómeno (intermitente) que está arrasando

  1. No es posible saber cuanto durará pero en mi opinión es una técnica que me gusta bastante porque almacenas fotografías que en un par de años podrás apreciar, eso no tiene precio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s